elnortedecastilla.es IKEA Valladolid
Zona de cajas de Kiabi.
Zona de cajas de Kiabi. :: A. QUINTERO

valladolid

Río Shopping arrastra a los primeros clientes de otros puntos de Castilla y León

Lunes, Septiembre 24, 2012 - 10:30
J. A.
El macrocentro comercial cuelga el cartel de completo en su primer sábado abierto al público.
 
Bienvenidos al paraíso. O, quizás, al infierno. Si usted adora el escaparate, la ganga, el toqueteo del género y ese sibilino sonido de la tarjeta de crédito otorgándole la propiedad, este es su sitio. Si, por el contrario, aborrece tener que ir detrás de su mujer y sus hijas entre miles de estantes y percheros – '¡mira mamá, es ideaaal!'–, la visita se puede convertir en su peor pesadilla.

Río Shopping, el tercer centro comercial más grande del país y el primero de Castilla y León, cerró su primer sábado en activo con un nuevo éxito de público y comenzó a incorporar a su caudal de consumo a los primeros clientes de otros puntos de Castilla y León. Entre ellos, los burgaleses Eduardo Lozano y José Espejo, suegro y yerno, que ayer culminaron un plan de día entero. «Yo ya había estado en Ikea, hoy hemos desayunado allí y ahora salimos de Worten; hemos comprado una jarra de agua con filtro por un euro y un secador de viaje por 7», explicaba el joven, cuya intención era almorzar en este enclave para continuar la visita y regresar, ya entrada la tarde, a su ciudad, a una hora escasa en coche. Vitor Sousa, encargado de la firma portuguesa de electrónica, se mostraba muy satisfecho en este tercer día de ventas. «La acogida ha sido espectacular y vemos que este proyecto tiene muchas posibilidades», acotaba con suave acento luso mientras confirmaba que la famosa jarra con filtro es, a día de hoy, su oferta con más tirón.

A las once de la mañana las 4.600 plazas de aparcamiento de este buque de las compras estaban completas. En los pasillos de la explanada para coches, los conductores ya hacían guardia para coger sitio en los puestos más cercanos a las entradas de este complejo con 127 negocios, en las que llama la atención la gran cantidad de dependientes jóvenes dispuestos a vender (en este momento hay 2.100 empleados), así como las decenas de agentes de seguridad que, pinganillo en la oreja, vigilan con discreción los movimientos de compradores y curiosos.

En el interior del edificio, tráfico fluido, aunque con paradas intermitentes en algunos de sus 100.700 metros cuadrados de superficie A tope: Primark. La marca de moda a precios asequibles es, por el momento, una de las estrellas de este espacio. Para comprobarlo no hay más que acceder a su tienda y ver la intensidad de la rebusca. También se puede certificar en los pasillos, donde las bolsas de papel de estraza de esta firma son mayoría. Ejemplo de este imán, lo ponen Ana Martínez y su cuñada Rosi. La primera se dejó ayer en este negocio 158 euros para Manuel y Natalia, sus hijos. «He comprado un pantalón, dos jerseys, diez pares de calcetines, cuatro pijamas, un albornoz, tres camisetas de manga larga....», enumeraba en un relato interminable. Rosi, por su parte, se gastó otros 136, también para los niños. Durante el tiempo en que ambas arrasaron, Antonio González –todo resignación– prefirió darse una vuelta por Leroy Merlin. Precio de la visita: 52 euros por unas tijeras de podar, tornillos y un farol. Tras reencontrarse con un tentenpié en el círculo de la zona de hostelería, situado en la segunda planta del Río, el objetivo era seguir el viaje entre probadores y etiquetas.

Muchas familias optaban por aparcar un rato a los peques en Río Junior –espacio de toboganes y las clásicas piscinas de bolas (las dos primeras horas son gratis)– con el objetivo de echar un vistazo relajados, sin el tostón del 'me hago pis', 'quiero chuches' o 'cuándo nos vamos'. Otros clanes decidían conquistar juntos este imperio de la compra. Era el caso los zamoranos Josemi Martínez y Covadonga Suárez que a los pocos minutos de entrar en el complejo con sus hijos, Adríán y Héctor, ya portaban varias bolsas con «cosas para los chicos». «Oímos hablar de Río Shopping y nos hemos venido, es muy grande, hay mucha variedad y muchas marcas no las encuentras en Zamora».

Al otro lado de los mostradores, cerca de las cajas registradoras, de momento se irradia optimismo. Asegura Óscar Tamayo, encargado de la zapatería Krack, que ellos están cumpliendo las expectativas. «Somos novedad y eso llama a la gente porque hay otras franquicias que son más conocidas; el centro comercial tiene un buen acceso, una zona de restaurantes de calidad y va traer mucha gente de fuera de Valladolid», argumentaba convencido. Al ritmo de las mezclas 'dance' de un Dj, este joven vendedor aprovechaba las preguntas de la prensa para dejar claro que su tienda vende «en exclusiva» los zapatos y botines de dos diseñadores que deben ser muy conocidos: Jefrey Campbell y Lovely Pepa. «La chicas más jóvenes les hacen fotos», develaba ante el asombro del redactor y fotógrafo.

En la zona de medianas superficies los cajeros de Kiabi también tuvieron una mañana intensa. «Estamos muy contentos, trabajamos muy bien la tarde del viernes y hoy el ritmo es bueno», aseguraba Javier Casado, uno de los responsables de venta, quien añadía que por 20 euros es capaz de uniformar a un joven al completo. «A la moda, con calidad y con precios bajos», insistía mientras colaba, como es lógico, otro mensaje: «Somos especialistas en tallas grandes».

Las salas de Ocine han registrado buena entrada en estos tres días de arranque. El viernes, sin ir más lejos, los espectadores ocuparon 500 de sus 1.600 y para el sábado se esperaba aumentar la taquilla. Confirmaban el tirón de las películas sus vecinos de La Sepia, donde a media mañana sus diez empleados despachaban sin parar raciones de sus reconocidos cefalópodos, de patatas ali-oli y de bravas. «Que dure mucho», deseaba Jesús Martín, encargado de este bar.

El tirón de Ikea y sus 127 compañeras de viaje está confirmado. La novedad mueve a miles de curiosos. Ahora queda saber si el ritmo se mantendrá. «El lugar es espectacular, pero hay que esperar que los negocios aguanten y ver también qué repercusión tiene en el resto del comercio de la capital», proponía Juan Carlos Amón. De momento, este portaaviones del consumo navega a toda máquina.

RioShopping

RioShopping

Vídeos de Ikea Valladolid

Fotos de Ikea Valladolid

FOTOS: Primer sábado en el centro comercial Río Shopping
Primer sábado en el centro comercial Río Shopping
FOTOS: Río Shopping abre sus puertas a miles de clientes
Río Shopping abre sus puertas a miles de clientes
FOTOS: Primeras imágenes de la Apple Store de Valladolid
Primeras imágenes de la Apple Store de Valladolid
FOTOS: Inauguración de Rio Shopping en Valladolid
Inauguración de Rio Shopping en Valladolid
FOTOS: Últimos preparativos horas antes de la apertura de Río Shopping
Últimos preparativos horas antes de la apertura del centro comercial Río Shopping
FOTOS: La tienda Leroy Merlin ultima los preparativos para su apertura
La tienda Leroy Merlin ultima los preparativos para su apertura en el centro comercia Río Shopping

Vídeo inaguración del Primark

RioShopping